Rugelach

Ingredientes

• 100 g de nuez pecana
• 500 g de manteca sin sal
• 300 de queso crema
• 15 g de azúcar
• 600 g de harina de trigo
• 1 pizca de sal fina

Rugelach de mermelada de mora y nuez

• 70 g de mermelada de mora

Rugelach de mermelada de damasco

• 70 g de mermelada de damasco
• 40 g de pasitas
• 2 cdas de azúcar
• 1 cdita de canela en polvo

Rugelach de crema de avellanas y nuez

• 70 g de crema de avellanas y chocolate
• 1 huevo, batido
• 6 cdas de azúcar
• 1 cda de canela en polvo

Preparación

  1. Colocar en el vaso la nuez y picar 3 seg/vel 5. Transferir a un tazón y reservar.
  2. Colocar en el vaso la manteca y el queso crema, mezclar 1 min/vel 5. Bajar los restos de las paredes del vaso con la espátula.
  3. Añadir el azúcar, la harina y la sal, mezclar 40 seg/vel 4. Transferir la masa a una superficie plana y dividir en 3 porciones iguales. Formar 3 bolas con cada porción, cubrir con plástico film y refrigerar durante la noche (o por lo menos 2 horas).

Rugelach de mermelada de mora y nuez

  1. Sobre una superficie plana espolvorear suficiente harina y estirar con el rodillo una de las bolas de masa con un rodillo formando círculo (aprox. 25 cm de diámetro). Untar con la mermelada de mora y espolvorear con la mitad de la nuez picada. Cortar con un cuchillo en 4 partes (haciendo una cruz) y cortar nuevamente cada parte en 3 (como pizza), obtendrá 12 piezas. Enrollar cada pieza de la parte mas ancha a la más angosta (quedarán como pequeños cuernitos), colocarlas en la fuente para hornear y reservar en la heladera por 30 minutos.

Rugelach de mermelada de damasco

  1. Sobre una superficie plana espolvorear suficiente harina y estirar otra de las bolas de masa con un rodillo formando círculo (aprox. 25 cm de diámetro). Untar con la mermelada de damasco, espolvorear las pasitas, el azúcar y canela. Cortar con un cuchillo en 4 partes (haciendo una cruz) y cortar nuevamente cada parte en 3, obtendrá 12 piezas. Enrollar cada pieza de la parte mas ancha a la más angosta (quedarán como pequeños cuernitos), colocarlas en la fuente para hornear y reservar en la heladera por 30 minutos.

Rugelach de crema de avellanas y nuez

  1. Sobre una superficie plana espolvorear suficiente harina y estirar la última de las bolas de masa con un rodillo formando círculo (aprox. 25 cm de diámetro). Untar con la crema de avellanas y espolvorear con la nuez picada restante. Cortar con un cuchillo en 4 partes (haciendo una cruz) y cortar nuevamente cada parte en 3, obtendrá 12 piezas. Enrollar cada pieza de la parte más ancha a la más angosta (quedarán como pequeños cuernitos), colocarlas en la fuente para hornear y reservar en la heladera por 30 minutos.
  2. Precalentar el horno a 180°C. Barnizar la superficie de los rugelach con huevo batido y espolvorear azúcar y canela. Hornear cada fuente por 30 minutos (180°C) o hasta que haya dorado.
  3. Retirar del horno, dejar enfriar por 5 minutos y retirar de la fuente. Servir a su gusto.

Comentario

Un plato delicioso, tradicional judío.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Campos requeridos *